fbpx

Vende tu casa y sigue viviendo en ella

Vender la nuda propiedad del inmueble permite a las personas de avanzada edad poder seguir disfrutando de su casa de por vida y, además, obtener liquidez para poder cubrir sus gastos.

A la venta de la nuda propiedad, muy extendida en algunos países europeos, suelen recurrir personas mayores que buscan un complemento a su pensión. Es una opción muy válida para jubilados que no pueden generar ingresos extra y/o quieren compensar una pensión reducida para tener una economía más desahogada o simplemente poder cubrir gastos y llegar a fin de mes.

Esta fórmula, bastante extendida en el resto de Europa, sobre todo en países como Francia o Bélgica, da respuesta a las bajas pensiones, los problemas económicos, familiares, sobre todo en personas mayores jubiladas o ya fuera del mercado laboral. 

Lo más habitual es recibir el dinero en un pago único, aunque también es posible percibir una renta vitalicia periódica o una parte del importe a la venta y el resto en forma de renta mensual de por vida. El usufructo suele reservarse hasta el fallecimiento, aunque también puede ser temporal.

El precio de venta de la nuda propiedad se sitúa entre un 20% y un 50% por debajo del precio total de mercado del inmueble. El valor comercial de la nuda propiedad depende en gran parte de la esperanza de vida de la persona que se reserva el usufructo, que se determina en función de la edad y el sexo conforme a las tablas oficiales de la Dirección General de Seguros y del INE. Otro factor que se tiene en cuenta es la ubicación de la vivienda, que afecta directamente a su futura revalorización.

¿Cómo se calcula el precio de la nuda propiedad?

El valor del derecho de nuda propiedad resulta de la diferencia entre el valor total del bien y el valor atribuido al usufructo.

¿Qué gastos conlleva?

Los gastos de la compraventa (notario, registro e impuestos) corren a cargo del inversor, excepto la plusvalía municipal que la paga el vendedor. 

El usufructuario, dado que sigue disfrutando del inmueble, deberá hacerse cargo de los gastos corrientes de los suministros, así como de las cuotas de comunidad. El nuevo propietario tiene obligación de abonar el I.B.I. y las derramas extraordinarias de la comunidad en su caso.

En caso de que la transmisión de la nuda propiedad genere en el vendedor una ganancia patrimonial, la misma quedaría sujeta a tributar en el IRPF, aunque si el vendedor es mayor de 65 años, y lo que se transmite es la vivienda habitual quedaría exento.

La formalización de la compraventa se realiza en escritura pública ante notario y se inscribe en el Registro de la Propiedad correspondiente. Si en algún momento no se desea mantener el usufructo, se puede alquilar o vender ese derecho al nudo propietario. El inversor no puede alquilar la vivienda, pero sí puede vender la nuda propiedad a un tercero.

¿A quién le puede interesar comprar la nuda propiedad de una vivienda? 

A inversores que adquieren la propiedad por un precio inferior al de mercado y que no tienen necesidad de ocupar la vivienda para su uso personal. 

¿Estás interesado en vender tu casa y seguir viviendo en ella de por vida? ¿Necesitas más información? Nuestros expertos pueden ayudarte. Ponte en contacto con nosotros llamando al 91 856 00 42, o escríbenos un mail a: info@navacasa.es. Visita: www.navacasa.es