fbpx

Proteger la vivienda durante el frío y nieve

Vivir en un paraje natural rodeado de montañas como es la Sierra de Guadarrama, hace que se tenga especial cuidado en la época de nieve y frío. Es necesario tomar ciertas precauciones para no dañar nuestra vivienda y originar un gasto extra de reparaciones. En Navacasa conocemos muy bien los cuidados necesarios a realizar en una vivienda ubicada en zona de montaña, para contrarrestar los efectos de la nieve.

Aislamiento térmico

Un buen aislamiento térmico en puertas y ventanas evita considerablemente el frío en el interior de los hogares y reduce el gasto en calefacción. Se puede llegar a reducir hasta un 70% las pérdidas energéticas. ¿Qué hacer? Es tan fácil como colocar burletes en puertas y ventanas para evitar que el aire y frío se cuelen en el interior. El uso de cortinas y alfombras no solo sirve de decoración sino también nos aislará del frío y de las heladas.

Aislamiento de tuberías y contadores de agua

Una de las mayores incidencias que se producen con el frío es la congelación de tuberías externas o contadores de agua, al no estar lo suficientemente aisladas.

¿Cómo evitar la congelación de las tuberías?

Para evitar la congelación de las tuberías o contadores que estén al aire libre, es aconsejable cubrirlas con fibra de vidrio. Si ya es demasiado tarde y las tuberías están congeladas y los grifos dejan de funcionar, es aconsejable, siempre y cuando las tuberías están a la vista, aplicar calor seco como el de un secador de pelo. No trates de descongelar las tuberías con agua caliente, podrían reventar. Si la tubería ha reventado, se recomienda cerrar la llave de paso, apagar los calentadores de agua y poner cubos o protecciones plásticas en el lugar donde se haya producido la rotura

Si no vas a estar en la vivienda durante un tiempo, es conveniente cerrar la llave de paso y vaciar la tubería para que no quede agua en su interior y evitar la congelación.
Abrir los grifos cada cierto tiempo, es de gran ayuda para evitar que el agua se congele en su interior.

El exterior de la vivienda

Si la casa cuenta con jardín y sistemas de riego, se deberá de vaciar las conducciones de agua para evitar problemas de congelación. Para las tuberías que transcurren en el exterior del edificio o sistemas de riego por goteo, se recomienda que se protejan con un material específico para el aislamiento de tuberías. Si no contamos con ese material, cinta aislante y papel de periódico nos ayudará a salir del paso.

Calefacción por la noche

Mantener la calefacción encendida por la noche ayudará a que el agua del interior de las tuberías se mueva y mantendrá la vivienda atemperada.
Una vivienda en zonas de nieve y frío con el mantenimiento adecuado, evitará posibles reparaciones y deterioro de las calidades de la vivienda, esto revalorizará su valor a la hora de vender.