fbpx

Sistemas de seguridad para tu hogar y cómo prevenir situaciones no deseadas

Después de un duro día de trabajo lo que queremos es llegar a nuestro hogar y poder desconectar de todo, pero para ello debemos sentirnos seguros. Nuestra casa debe ser para nosotros el lugar más seguro del mundo.

Desafortunadamente, aunque hay lugares con un índice muy bajo de criminalidad, lo cierto es que nunca estamos totalmente a salvo de situaciones no deseadas como un robo o la ocupación de una vivienda que tenemos vacía. Sin embargo, tampoco estamos indefensos ante situaciones de este tipo, hay algunas medidas preventivas que podemos tomar.

PUERTAS Y VENTANAS REFORZADAS

La principal forma de acceso ilegal a las viviendas es a través de las puertas y las ventanas. En chalets o pisos bajos es muy conveniente reforzar la seguridad usando rejas en las ventanas. Aunque también existen ventanas y vidrios reforzados especialmente resistentes que dificultan mucho el acceso y evitan tener que instalar las antiestéticas rejas.

En cuanto a las puertas, nuestra casa estará mucho más protegida si instalamos una puerta blindada o incluso acorazada. Se trata de puertas mucho más resistentes y por tanto ladrones y okupas tardan más tiempo en abrirlas, lo que aumenta las posibilidades de que sean descubiertos antes de cometer el delito.

En el caso de viviendas que tengamos vacías, lo más recomendable es instalar una puerta antiokupas. Se trata de una sobrepuerta que se instala sobre la puerta principal de la vivienda y es una alternativa a la opción de tapiar la entrada.

Están hechas de materiales muy resistentes (el material puede variar en función de la calidad elegida). No tienen mirilla, ni pomo, resultan similares a la puerta de una caja fuerte. Cuentan con un cilindro de seguridad que permite a los propietarios de la vivienda abrir la puerta si es necesario.

Hoy en día se pueden alquilar, y por un módico precio tenemos la seguridad de que nuestra casa va a estar mucho más protegida.

SISTEMA DE ALARMA

Es el sistema más empleado y el más eficaz. Las más sencillas se limitan a contactar con la Policía para que acuda al domicilio a revisar si todo está bien. Pero también las hay muy sofisticadas, capaces de captar la imagen de los intrusos e incluso de emitir humo para dificultar la visión a los delincuentes.

SENSORES DE APERTURA DE PUERTAS Y VENTANAS

Estos pequeños dispositivos están siendo toda una revolución en la seguridad. Se ponen en puertas y ventanas y en caso de que sean abiertas nos llega un aviso al móvil.

Lo bueno es que son aparatos muy sencillos de usar y que no requieren de ninguna instalación. Y gracias a ellos podemos actuar rápidamente en caso de entrada de un intruso. También nos ayudan a mejorar la seguridad de nuestra familia, avisándonos si los niños pequeños están abriendo las ventanas.

CÁMARAS DE SEGURIDAD

En el caso de viviendas con jardín e incluso en comunidades de vecinos es cada vez más habitual que haya un circuito cerrado de grabación. Esto no va a evitar que alguien entre, pero sí permite obtener una prueba muy eficaz para demostrar la autoría de los hechos.

¿QUÉ SISTEMA DE SEGURIDAD ES MEJOR?

No hay una respuesta absoluta para esta cuestión. Que nos roben o descubrir que tenemos okupas en casa son situaciones muy desagradables por las que ninguno queremos pasar, y todos los métodos que hemos señalado contribuyen a reducir el riesgo de que esto ocurra.

Está claro que no podemos convertir nuestra casa en un búnker ni nos podemos obsesionar con la seguridad, pero siempre es conveniente tomar medidas.

El mecanismo de seguridad elegido depende mucho de nuestras necesidades, de cómo sea nuestro hogar e incluso de nuestra situación económica. Los sensores suelen ser baratos, mientras que una puerta blindada tiene un precio elevado y un sistema de alarma implica pagar una cuota mensual.

Una forma perfecta de proteger nuestro hogar sería combinar todos estos sistemas de seguridad que hemos señalado, haciendo la inversión poco a poco.

Lo que no hay que perder de vista es que muchas veces los sistemas de seguridad tienen una finalidad disuasoria. Si un ladrón o un okupa ve que una casa tiene rejas, una puerta de seguridad o una alarma, lo más probable es que cambie de opinión y decida buscar un objetivo más fácil. Por eso, es buena idea escoger en primer lugar mecanismos de seguridad que sean evidentes para todo aquel que observe la vivienda desde fuera.

Es cierto que mejorar la seguridad de nuestro hogar tiene un coste, pero nunca debemos verlo como un gasto, sino como una inversión. Con un sistema de seguridad reducimos de forma notable la posibilidad de encontrarnos con una situación desagradable.

[gem_textbox]

En Navacasa te escuchamos atentamente para identificar tus necesidades, y analizamos cómo podemos ayudarte, ofreciéndote un servicio personal y adecuado a tu caso concreto. Somos una empresa totalmente orientada a las personas. Ven, conócenos y verás porqué somos diferentes  navacasa.es

[/gem_textbox]