fbpx

Huertos urbanos: una tendencia a la que te puedes sumar

Los huertos urbanos se han convertido en mucho más que una moda. Son una forma de aproximarnos a un estilo de vida más natural en el que podemos disfrutar de frutas, verduras y hortalizas que han crecido en nuestra propia casa.

¿qué es un huerto urbano?

Denominamos así a cualquier espacio dedicado al cultivo de hortalizas, vegetales, hierbas aromáticas, etc. pero siempre a pequeña escala, para consumo doméstico.

Aunque se han puesto de moda ahora, lo cierto es que estos pequeños huertos son casi tan antiguos como el ser humano. Ya en el Neolítico se establecían áreas de cultivo a la entrada de las cuevas. 

Durante la Segunda Guerra Mundial este tipo de pequeñas explotaciones agrícolas tuvieron mucho auge. En muchos casos eran la única forma de asegurarse el alimento.

Hoy por hoy podemos ir a un supermercado y comprar todo lo que necesitamos, pero cuanto más fácil es el acceso a productos básicos más procesamiento llevan los alimentos. Y a la propia manipulación del producto hay que sumar todos los envases y bolsas de plástico que son necesarios para comprar algo tan sencillo como unos pimientos o unos tomates.

Cada vez son más las personas que quieren un estilo de vida más sano y más sostenible. Para todas ellas tener su propio huerto en casa es una buena idea.

¿cómo crear un huerto urbano en casa?

Es posible que pienses que para plantar vegetales necesitas mucho espacio, pero lo cierto es que no es así. Si tu casa no tiene patio y dispones de un pequeño balcón, también puedes meterte de lleno en el mundo del cultivo.

Lo primero es tener claro la orientación de tu balcón o terraza, esto determinará las horas de luz que recibe al día y te ayudará a elegir qué productos es mejor plantar en el espacio del que dispones. Si el lugar en el que quieres plantar tu huerto urbano recibe más de seis horas de sol al día, es perfecto para lo que estás buscando.

El cuidado de tus plantas te resultará más cómodo si en la terraza tienes una toma de agua. Si no es así, tendrás que hacerte con una buena regadera.

En cuanto a los recipientes para plantar, aquí se abre un mundo de posibilidades. Si vas a plantar hierbas aromáticas te vale con algo tan sencillo y tan común como una maceta.

En caso de tener una terraza o balcón pequeño las jardineras son la mejor opción, se pueden colgar de la barandilla y apenas ocupan espacio. Pero recuerda poner la jardinera mirando hacia dentro de tu balcón, así evitarás que pueda caer a la calle.

Para plantas pequeñas puedes usar materiales reciclados. Con algo tan sencillo como una garrafa de agua puedes hacer una maceta. Lo único que necesitas es hacerle unos agujeros para el drenaje.

Si tienes algo más de espacio puedes instalar mesas de cultivo. Te permiten plantar diferentes variedades vegetales y trabajar sin tener que agacharte. Además, se pueden mover y cambiar de lugar fácilmente y resultan muy estéticas.

Tan importante como elegir un buen recipiente para plantar es escoger el sustrato más adecuado. Este será el principal responsable del desarrollo de las plantas, puesto que es el que aporta los nutrientes. Una combinación de 60 % fibra de coco y 40 % humus de lombriz suele dar buenos resultados.

Ahora que la instalación está lista es hora de ponerse manos a la obra. Pero la siembra requiere de algo de estudio. Piensa bien lo que vas a plantar y haz la siembra en el momento más adecuado según la especie vegetal elegida.

También está la opción de usar plantones en lugar de semillas, pero con la siembra tienes más posibilidades de éxito, puesto que las plantas que nazcan ya estarán adaptadas al entorno y a las condiciones de tu terraza.

Asegúrate de regar las plantas con la periodicidad adecuada para cada especie y vigila bien que no haya plagas. Si tienes que fumigar, mucho mejor hacerlo con productos naturales que no dañen la planta, sus frutos ni el medio ambiente.

Tener un pequeño huerto en casa puede ser divertido y educativo si tienes niños. Y, en cualquier caso, siempre es una buena experiencia, especialmente cuando puedes empezar a recoger los frutos.

Si quieres iniciarte en este mundo, los tomates cherry, las lechugas, el perejil y las plantas aromáticas son una buen opción, ya que no necesitan demasiados cuidados y son resistentes a las plagas. ¿Te animas a probar?

[gem_textbox]

En Navacasa somos especialistas en el mercado residencial de la Sierra de Madrid, y te ofrecemos el mejor servicio de consultoría inmobiliaria profesional de nuestra zona que hará que tu experiencia con nosotros sea realmente satisfactoria. Desde 2008, hemos ayudado a cientos de familias en la venta de sus viviendas y, a otras tantas, a encontrar su nuevo hogar. Ven, conócenos y verás porqué somos diferentes  navacasa.es

[/gem_textbox]